miércoles, 8 de abril de 2020

Un nombre escrito en una pared.https://m.youtube.com/watch?v=L27hU3vWIcE&vidve=5727&autoplay=1
Han pasado treinta años y la vieja fábrica ha cambiado. El muro que la rodeaba ha desaparecido y en el descampado ahora aparcan coches. Todavía se conserva la higuera al lado de la entrada de la edificación, un poco más degradada por el tiempo y las manos de visitantes ocasionales y grafiteros, que han dejado sus marcas fuera y dentro, como ahora comprueban Angelo y Giovanni a la luz de una linterna.
En una esquina todavía se distingue el trazo arañado hace treinta años por su grupo, "Paulo" y "Bruno" se leen completos, los demás nombres han desaparecido por desconchones en la pared y huellas de vandalismo.
_ Cuantas historias vivimos entre estos muros_ se lamenta Giovanni.
_ Si_ confirma Angelo_. Y cuantas historias se habrán vivido después. Las edificaciones oxidadas son testigo del paso fugaz de los hombres. Los hombres pasan, los paisajes sobreviven...
En la habitación contigua ni rastro del san Genaro y la virgen que presidían la pared. En su puesto ahora la preside un corazón flechado grafitado con dos nombres: a un lado Luca, al otro lado una tal Franchesca. Por el suelo, restos de basura y hasta una jeringuilla usada tirada en un rincón, al lado la espuma de una vieja colchoneta.
Angelo enciende una vela sujeta en una botella. La vela serpentea iluminando la estancia.
_ Es mejor que salgas ya.Yo esperaré, seguiremos el plan al pie de la letra pase lo que pase._ dice Angelo.
Giovanni asiente mientras se queda mirándole.
_ Dame un abrazo, amigo_ añade Angelo.
Los dos se abrazan unos segundos, después Giovanni se santigua y sale por el boquete a la oscuridad de la noche...
Allí dentro Angelo pasa el rato peleando con sus recuerdos, le acechan a cada mirada, cada detalle que reconoce de la vieja fábrica. Ahora las estancias le parecen más pequeñas como si el tiempo las hubiera encogido. "El tiempo encoge los recuerdos y pasan a ser un lienzo en una pared", como decía Isabella.
Las decisiones tomadas hay que cumplirlas, se dice. Nadie dijo que fuera sencillo pero en este último mes ha creído volver a ser el hombre que fue, o si no que más da..., se ha sentido bien y, aunque todo sea un espejismo que el tiempo se encargará de encoger como a la vieja fábrica, cuando no hay futuro el tiempo se mide por segundos.  
 Más allá del hampa.  

viernes, 3 de abril de 2020

ITALIA-ESPAÑA   FORZA!!!
 Bye, bye disneyland. Hello Napoli
En la mente de Angelo afloran imágenes de la noche de días atrás, del primer beso que despertó viejos recuerdos, de ilusiones muy antiguas en su vida. Al beso siguió un escarceo amoroso que terminó cuando la chica dijo basta. No quería llegar demasiado lejos el primer día.
En el fondo, a pesar de pertenecer a los barrios bajos o quizá por eso, era una soñadora, en cierto modo le recordaba a otra con el pelo rizado que a estas horas dormía en el olvido de otra época.
Escribir en el pasado los versos que se quedaron sin andar.https://m.youtube.com/watch?v=WI4g23QkEis&vidve=5727&autoplay=1

martes, 31 de marzo de 2020

TERRITORIO   CAMORRA  (Don´t pass)
_ Entra por aquí a la derecha_ le avisa Roberto.
Al entrar por la calle estrecha, un chico de poco más de  doce años pone las palmas de la mano rodeando la boca y lanza un grito de alerta. Otro chico de la misma edad, aspecto agitanado, que está al fondo de la calle, a su vez levanta el brazo haciendo gestos. Al llegar con el coche a su altura, se oculta dentro de un portal.
_ Gira a la derecha_ le dice Roberto.
Nada más girar se encuentra con un coche cruzado en mitad de la calle, los intermitentes encendidos. Dos jóvenes con la cabeza rapada vistiendo pantalones de chándal y cazadoras, de cuero uno y de tela el otro, les salen al paso. Roberto les hace un gesto, por su forma de responderle a su vez con gestos dan cuenta de que Roberto es de los suyos.
Uno de los rapados aparta el coche, Angelo continúa y, al pasar por la esquina de los callejones, a izquierda y derecha, observa dos jóvenes, uno en cada esquina. Vestimenta parecida a los anteriores pero esta vez empuñando un Kalashnikov cada uno.
_ La cosa parece seria._comenta Angelo.
_ Parece que la faida se ha desatado ya en todos los frentes _ responde Roberto antes de salir del coche y encaminarse hacia un viejo edificio.
Por el camino saluda a varios jóvenes y hombres maduros de aspecto peligroso que pueblan la plaza.
Roberto ya ha entrado. Angelo observa lo que ocurre por la plaza. En la ventana con rejas de la planta baja de otro destartalado edificio, se observa un grupo de gente, unos detrás de otros, severamente delgados, aspecto descuidado, rostros marginales. A Angelo le parecen fantasmas en pleno día, al advertir el intercambio desde dentro de la reja y los que están en fila, entre ellos alguna mujer, se da cuenta que son yonkis  comprando heroína.
Fuera, a cada lado de los barrotes, dos miembros del clan parecen controlar el pelotón de fantasmas. Uno de los del clan lleva una vara fina con la que ha golpeado a un heroinómano que parecía no estar conforme con algo.
La Camorra no perdona. https://www.google.com/url?sa=t&source=web&cd=1&ved=2ahUKEwjQ0bLR-MToAhUvxIUKHaRVCScQwqsBMAB6BAgFEAQ&url=https%3A%2F%2Fm.youtube.com%2Fwatch%3Fv%3DZak_HrbRcGI&usg=AOvVaw2-demXOPOUQU0OIwoJq6-R

viernes, 27 de marzo de 2020

Cuando un soldado se va..., otro debe ocupar su lugar.
(When one soldier falls down, another must take his place)
Las horas de la noche pasan una detrás de otra y él sigue en vela, después de dar vueltas y vueltas de un lado a otro de la cama, abraza a la chica y le acaricia el pelo mientras duerme, al final él también se queda traspuesto por un breve rato.
La luz gris y turbia del amanecer entra por las rendijas de la persiana. Se gira dolorido para mirar en la penumbra el reloj que descansa sobre la mesilla de noche. Falta poco para las siete de la mañana. Se incorpora con la espalda apoyada en la cabecera de la cama mientras coge el móvil y marca un número. Tardan en cogerlo_un tono más y colgará_ cuando le responde una voz ronca y confusa sacada del sueño entre las sábanas.
_ Sí,¿quién es?_ al otro lado responde Alfa
_ Soy yo. Charlie
_ ¿Qué pasa, Charlie?, ¿cómo a estas horas?, ¿qué pasa?_
_ Me conoces desde hace mucho tiempo, no quería que fuera otro_ responde Charlie en tono serio.
_ No sé a qué te refieres, Charlie, dime, explícame.
_ Alfa, se trata de Principe.
_ ¿Qué le ha pasado a Principe? Charlie, dímelo.
_ Tienes que ser fuerte, Alfa.
_ ¡Vamos!, ¡mierda!, dímelo. ¿Qué mierda ha pasado?
Charlie no responde, un silencio delator al otro lado del teléfono.
_ Se ha ido Principe, ¡dímelo de una vez!_ ruge Alfa con lagrimas en los ojos.
_ Se fue esta noche. Fue rápido, no se dio cuenta de que se marchaba.
Más allá del hampa.
    

domingo, 22 de marzo de 2020

From Spain against the coronavirus.
The V of victory forever!!!

(From the people and for the people) "I didn`t have the enemy in front, neither a rifle to face him, but I needed to go into combact"

It the enemy had a face: so much expensive would it have cost him.

Againts the enemy (coronavirus) and in defense of our people: The V of victory forever!!!

Abel angulo
to our people, to our grandparents.

viernes, 20 de marzo de 2020

La V de la victoria, ¡Siempre!
_ ¡Vaya, merda!_ se dirige a la chica fijamente_.Yo nunca dejo nada a medias. Nos volveremos a ver.
Tras terminar la advertencia, los dos sicarios salen por la puerta escaleras abajo con rapidez.
Ella respira con dificultad. Parece que el peligro ha pasado pero a su mente llega una punzada como un cuchillo, recuerda las palabras: "Han localizado el coche". Ahora el peligro acecha a su hombre y no lo piensa dos veces, la adrenalina corre por sus venas.
Se agacha bajo la cama, saca el arma de la caja de zapatos, quita el seguro y la acerroja, después abre la ventana precipitadamente, los sicarios ya cruzan la calle dirigiéndose a un coche situado en doble fila.
Ella apunta con la pistola, cubre con el cañón el cuerpo del obeso y abre fuego. El estampido del disparo la desconcierta por un segundo. El gordo se queja del brazo derecho. Su compañero ha reaccionado rápidamente, el marco de la ventana donde está ella recibe dos impactos de bala.
Ella no se amilana, sigue disparando tiro a tiro, casi a ciegas, haciendo esconderse tras el coche a los sicarios...

    (Desde el pueblo y, para el pueblo)
 "No tuve al enemigo enfrente, ni un fusil para hacerle frente; pero necesitaba entrar en combate"

Si el enemigo hubiera tenido rostro: ¡Qué caro le hubiera costado!

Contra el enemigo (coronavirus) y en defensa de nuestra gente: la V  de la victoria, ¡¡Siempre!!
             Abel Angulo.
A nuestra gente, a nuestros abuelos.


viernes, 13 de marzo de 2020

Nápoles subterranea.
_ Estas galerías dan respeto, quién sabe dónde va a parar. Dicen que son de tiempos de los romanos _comenta Bruno.
Huele a humedad y hace frío.
_ Estos túneles deben comunicar con galerías bajo la ciudad. Dicen que en la Segunda Guerra Mundial los usaban para esconderse _cuenta Angelo los rumores que ha oído.
En la sala no se ve nada de lo que buscan. Por el techo parecen revolotear murciélagos, se adivinan pequeñas sombras volando vertiginosamente. En las paredes hay entradas a otras galerías. De una galería llega amortiguado un ruido metálico.
Apagan las linternas con rapidez y van uniendo las manos entre los tres para no perder el contacto, permanecen quietos escuchando. En las manos entrelazadas se delata la tensión y se siente la humedad caliente del miedo... 
Más allá del hampa.
 La  historia de la Nápoles subterranea se remonta al 470 a.C. En esa época los griegos hicieron unas cisternas subterraneas para alojar el agua. Los romanos conectaron esas galerías o cisternas con túneles para disponer de agua en diferentes puntos.
En 1885 una epidemia de cólera dejo en desuso las instalaciones.
Sin agua las galerías se convirtieron  en un laberinto de túneles subterraneos, a los que se accedía desde pozos en la superficie distribuidos en las casas del centro histórico y el barrio español.
Durante la Segunda Guerra Mundial se usaron como refugios antiaéreos.
En la actualidad hay una visita guiada en la que se ven antiguas cisternas, estrechos pasadizos no aptos para el que sufre claustrofobia, y antiguos refugios antiaéreos con sus leyendas de fantasmas. Aunque la mayoría de las galerías y los pasadizos se encuentran abandonados y los utilizan los clanes mafiosos para esconder mercancías o como galería de tiro para sus sicarios.